Frente a los cantos de sirenas, fundamental no dejarse engañar

Garantizar el acceso a la vivienda para la clase trabajadora sigue siendo un problema irresoluble que, tras los procesos de elecciones municipales, autonómicas y europeas que han tenido lugar, seguirá sin tener solución: es el propio marco del capitalismo en el que se quiere resolver el que hace que sea imposible.

Y es por ello que, con los nuevos escenarios que nos vamos a encontrar y con algunas de las soluciones que se nos presentan como si fueran la solución a todo, tenemos que estar alerta para no contarnos (ni que nos cuenten) ningún cuento.

Los últimos tiempos han estado marcados por la subida incesante de los precios de los alquileres en los que encontrar un piso a un precio asequible es poco menos que misión imposible. Volvemos a los tiempos en los que se nos presenta como una opción más asequible la de hipotecarse que la de alquilar (a fin de cuentas como en algún sitio hay que vivir pues si es más barata la letra de la hipoteca que el alquiler esta opción no parece tan mala).

Detrás de estas subidas hay factores diversos pero en nuestras ciudades han ido ganando relevancia como responsables de esta situación los fondos buitre, los procesos de gentrificación y las plataformas de alquiler de pisos para turistas: todo ello como elementos que actúan reduciendo la disponibilidad de viviendas para uso residencial en el mercado (en el capitalismo alquilar o vender viviendas a los trabajadores resulta mucho menos rentable que sacarle la pasta a los turistas). Esto se nos explica como una cuestión de reducción de la oferta al tiempo que la demanda no se reduce o aumenta con la afluencia de cada vez más trabajadores a las ciudades en busca de oportunidades y mejores trabajos. Y según estas mismas explicaciones la solución pasa por aumentar la oferta y para ello las medidas tienen que ir en la línea de facilitar la construcción de más viviendas volviendo a poner en marcha el mercado de la construcción y los grandes proyectos urbanísticos y dar garantías a los dueños de viviendas para facilitar la expulsión de los inquilinos cuando no pueden pagar.

Quienes quieren que nos conformemos con estas respuestas y que bajemos la guardia, quieren también que nos olvidemos de los años que hemos dejado atrás: entre 1996 y 2008, años en los que se tendió a aumentar de forma exponencial la disponibilidad de suelo urbanizable, el precio por metro cuadrado pasó, por término medio de 692,3 euros a 2017,1 euros. Y así mientras en los años que iban de 1990 a 1995 se construyeron 1.200.000 viviendas en los cinco años siguientes se construyeron 1.650.000 viviendas (un 41% más) y estas cifras se dispararon entre el 2000 y el 2007 construyendo 3.611.055 (118,9% más que en los cinco años anteriores): estas cifras eran superiores a las que, de manera conjunta, Alemania y Francia podían mostrar en relación al número de viviendas iniciadas.

Con esas cifras, con un aumento del parque de vivienda enorme, la única manera en la que los trabajadores podíamos acceder a una vivienda era a través del endeudamiento masivo a través del crédito “fácil”. Y precisamente lo que demostró este periodo es que la solución al problema del acceso a la vivienda no fue la construcción masiva para la venta masiva que sólo se basaba en el crédito masivo y el endeudamiento más masivo aún. ¿Esperan acaso que bajemos la guardia para tragarnos como soluciones las que en el pasado nos han llevado a los desahucios masivos? No debemos bajar la guardia frente a este tipo de propuestas porque los trabajadores ya sabemos lo que espera al final del camino: más crisis, más precariedad, más bajada de salarios, más miseria y más desahucios. No olvidemos. Nos va la vida en ello.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s