Las horas extraordinarias son horas ordinarias

Muy tarde (15 años desde su obligatoriedad en el marco legal europeo) y con improvisación y sin una correcta clarificación. El gobierno de España hizo entrar en vigor la ley de obligatoriedad de registro de la jornada laboral. Se sobresaltaron los empresarios con la entrada en vigor de la directiva europea que obliga a los empresarios al registro horario. Primero diciendo que no con la cabeza luego pensando en descontar del cómputo de la jornada laboral el descanso del bocadillo, del cigarrillo, del uso de los servicios, etc. Los empresarios, por medio de sus sicarios de sus gerentes, recursos humanos, encargados y supervisores, no han tardado ni un minuto, en lanzarse como fieras para avisar que se registre la jornada de trabajo oficial y no la real.

 

horas extraordinariasNo son pocos los empresarios que se quejan de la inversión que tendrán que hacer para computar la jornada. En Amazon (no es broma) pueden encontrar un control de presencia para registro horario desde 17 euros. Las empresas que no realicen el registro horario se exponen a una infracción de la Inspección de Trabajo que puede oscilar entre 626 y 6.250 euros.

Con esta medida se intenta medir el otro gran robo que los empresarios causan a los trabajadores y al erario público con las miles de horas extras forzadas que imponen en los centros de trabajo y su impago. Según datos del INE se realizan una media de 5,7 millones de horas extraordinarias a la semana. Y eleva a cerca de 3 millones de horas extraordinarias impagadas a la semana. La erradicación de este volumen de horas extras impagadas y su convertibilidad en puestos de trabajo a jornada completa supondría 74.000 empleos nuevos.

Este impago de horas extraordinarias convertido en dinero, según la estadística oficial, cifra un decomiso ilegal que ronda entre los 357 y 488 millones de euros en concepto de salario para los trabajadores, de entre 130 a 175 millones de euros para los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social y de entre 53 y 73 millones de euros para la hacienda pública. Esta situación de robo a plena luz del día, (y de la luna llena en sector de la hostelería) afecta especialmente a un grueso de casi 400.000 trabajadores. Con especial vulnerabilidad son objeto de esta situación de sobreexplotación los trabajadores con contrato a tiempo parcial que realizan jornadas laborales reales por encima de las contractuales.

horas extras

Sobra decir que no todas las horas impagadas son horas extras. Pero más allá de ésta cuestión, decir que la función de las horas extraordinarias es generar beneficios extraordinarios para el patrón. La función de las horas extraordinarias es producir beneficios extraordinarios e introducir dentro de las plantillas de trabajadores una competencia suicida entre los propios trabajadores. De esta batalla, que tan sólo sirve para echarnos tierra encima, el único vencedor es siempre el patrón.

La mejor opción, cara ha hacer valer unas condiciones laborales más justas para los trabajadores, no es sólo que se computen (y se paguen) las horas que se trabajan y que no se cobran. La mejor opción es negarnos a realizar las horas extras. No dejan de ser un caramelo envenenado de los empresarios. Desde nuestro punto de vista, no se trata tanto de si se realiza un registro de cliqueo manual o informático. El mejor registro horario es que se cumpla el horario, el convenio… El mejor registro horario es organizarse en el trabajo para evitar prolongación de la jornada laboral con horas complementarias, horas extras…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s