“Se abre el telón,…” con cinco trabajadores despedidos

Comienza el curso teatral en el Teatro Isabel la Católica este mes de septimebre con cinco trabajadores despedidos, después de veinte años de servicio técnico impecable. 

La empresa adjudicataria Rck Logística y Eventos castiga a los trabajadores del teatro municipal y vulnera sus derechos: impago de nóminas, despido nulo y contratos en fraude de ley.

La actitud del área de cultura del Ayuntamiento de Granada muestra una incapacidad notoria para afrontar el conflicto y consiente el despido de los trabajadores.

Ante esto los trabajadores no se resignan y emprenden movilizaciones en las puertas del Ayuntamiento de Granada y en las puertas del Teatro Isabel la Católica.

Readmisión inmediata de los trabajadores despedidos del Teatro Isabel la Católica

Apoya las nuevas movilizaciones de los trabajadores despedidos en lucha

Cartel despedidos teatro Isabel la Católica

Para tener más información sobre el conflicto a continuación os dejamos el comunicado de los trabajadores.

Comunicado del equipo técnico del Teatro Isabel la Católica

Las trabajadores/as del Teatro Isabel la Católica llevan varios años reclamando la regularización de su situación laboral.

Intensifican sus gestiones y acciones en 2015.

Tras reuniones con grupos políticos y el cambio de gobierno municipal, el propio equipo de gobierno entrante, entiende que hay que regularizar la situación laboral de los trabajadores y le solicita un informe en el que apoyarse para poder decidir.

Es en ese momento en el que el equipo técnico encarga a abogado informe jurídico sobre su situación laboral, concluyendo el informe que existe cesión ilegal de mano de obra, además de entender quedar asumida por esta cesión, las continuas irregularidades en la contratación, que ponen de manifiesto que en cualquier caso los trabajadores son un elemento más de la propia licitación, hasta el punto de ser casi el único elemento de la misma ya que la aportación de medios y material por la empresa adjudicataria es nula y son los trabajadores los únicos valores de la licitación y contrata que se genera desde finales de los noventa.

Esto abre dos caminos primero el de la negociación, siguiendo lo que era el planteamiento del Ayuntamiento, y segundo la regularización laboral de esos contratos que no pueden ser temporales, alguno de ellos dura ya más de 20 años, sino que debe entenderse en cualquier caso como trabajadores fijos-discontinuos que deben verse ligados a la contrata mediante subrogación de los mismos, subrogación que tácitamente se ha venido respetando con la intervención directa del Área de Cultura y del propio Equipo de Gobierno.

Tras el informe la sorpresa es que el Ayuntamiento no reacciona con la regularización mantenida o incluso con la inclusión de la obligación de subrogación del personal en los pliegos.

Esto ocasiona que en julio/agosto de 2017 los trabajadores inicien reclamación ante el Ayuntamiento y la empresa RCK LOGÍSTICA Y EVENTOS, interpuesta por Cesión Ilegal de mano de obra, así como por las distintas irregularidades existentes en la contratación.

Por una situación desafortunada el Administrador de la Sociedad que explotaba la licitación, EG Línea de Cultura, fallece y los responsables que suceden a la empresa deciden que no van a continuar cumpliendo con el contrato que les queda, razón por la cual y de urgencia el Área de Cultura del Ayuntamiento busca empresa que continúe con la explotación en las mismas condiciones y subrogando a la plantilla.

Esto es lo que se produce el 12/09/2017

Los trabajadores tenían activa y presentada su reclamación, que el Ayuntamiento afirma que va a ser contestada pero que jamás se contesta, y en ese sentido el equipo técnico junto a su asesor legal, se lo recuerdan en todo momento al Ayuntamiento y a la nueva concesionaria. RCK.

Se inicia la temporada 2017/2018 en las mismas condiciones de siempre y visto que la situación continúa sin cambios, que la nueva licitación no sale optando solo por prórrogas, el Ayuntamiento y la empresa RCK, que la gestiona al subrogarse, los trabajadores deciden no esperar y mantener su proceso ante las promesas incumplidas.

Para continuar, los trabajadores presentan la correspondiente denuncia en la Inspección de Trabajo, 23 de abril de 2018, no teniendo conocimiento a fecha de hoy de actuación seguida por Inspección de trabajo o emisión de informe, aunque sí se ha puesto en contacto con la empresa con distintos requerimientos.

Desde que la empresa tiene conocimiento de haber sido denunciada rompe cualquier comunicación con los trabajadores, limitándose a una relación formal de comunicación.

Los trabajadores para continuarlo necesitan ampliar la reclamación frente a la nueva concesionaria RCK por lo que presentan la misma reclamación ante CMAC el 8/05/2018.

Tras esta reclamación y la denuncia, las presiones han sido constantes a los trabajadores, hasta el punto de dejar de abonar los salarios a los mismos el mismo día que reciben la comunicación, accediendo tras la conciliación solo a abonar la parte de mayo de 2018, pero dejando de abonar el resto de salarios hasta la fecha.

A los trabajadores se les comunica el fin de la temporada como siempre y quedan a disposición de la empresa para los llamamientos de inicio de temporada, como los últimos 20 años.

La empresa el pasado 13/09/2018 inicia la temporada, pero incumple su obligación de llamamiento, lo que en definitiva es una represalia por las reclamaciones, RCK anuncia al Ayuntamiento que no va a continuar con el contrato y que cesará a finales de septiembre, este hecho no está corroborado por los trabajadores afectados, pero es lo que se les ha comunicado desde el Área de Cultura.

Esta actuación es simplemente un despido nulo que encuentra su base y justificación en las reclamaciones y denuncias de los trabajadores, y lejos de ser la solución el propio Ayuntamiento es cómplice responsable en una actuación en la que se vulnera derechos fundamentales, al ser una actuación cuya base está en la reclamación de sus derechos, principio de indemnidad, amparado por el art. 24 de la CE, además de responsabilizarla directamente de las irregularidades laborales.

Lo que nos espera es un panorama judicializado por la incapacidad del Ayuntamiento para cumplir con la normativa y las empresas, que intentando ver negocio en la precariedad, han participado en este proceso.

Lo que esperamos de los Grupos Municipales y del Equipo de Gobierno es darles la opción a que se manifiesten públicamente sobre lo sucedido, y entendemos que eso debe ser mediante una resolución aprobada en Pleno del Ayuntamiento.

Esperamos de los medios, que difundan y de la sociedad que se haga eco de lo sucedido y participen de las movilizaciones que se realicen.

Fdo. Equipo Técnico Isabel la Católica.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s