LA JUNTA DE ANDALUCÍA PONE LAS BASES PARA PRIVATIZAR LA EDUCACIÓN PÚBLICA.

20140714_200012
La Plataforma en defensa de las plazas escolares en la escuela pública, se manifestó el lunes 14 de julio ante la desaparición de 44 unidades en la escuela pública. Los datos que señalan son clarísimos:
– En infantil: 4 unidades (CEIP Reina Fabiola, CEIP Cardedal Belluga, CEIP San Antonio, y CEIP Santa Juliana)
– En primaria: 4 unidades (CEIP Princesa Sofia, CEIP Nuestra Señora del Rosario y 2 en el CEIP San Pascual Bailón)
– Secundaria: 13 unidades (IES Virgen de las Nieves, IES Hiponova, IES Generalife, IES Padre Suárez, IES Giner de los Rios, IES Alfaguara, IES Moraima, IES José de Mora, IES Zaidín-Vergeles, IES Jiménez de Quesada, IES Hermenegildo Lanz y 2 en el IES Montes Orientales)
– Bachillerato: 8 unidades (Virgen de las Nives, IES Hispanidad, IES Jiménez de Quesada, IES Zaidín-Vergeles, IES Alhambra, IES José de Mora y 2 en el IES Francisco Ayala)
Otras: 15 unidades (un ciclo de grado medio en Montefrio, 11 PCPI y 3 unidades  de educación para adultos en el IES Hermenegildo Lanz).
Así la Plataforma señalaba lo siguiente:
“Ante estos datos, la delegación sostiene que hay que esperar a septiembre para saber exactamente, tras las certificaciones de las matrículas, el número total de plazas. Sin embargo, lo cierto es que esta inusual supresión de unidades en la escuela pública ha generado ya el desplazamiento de cerca de una veintena de docentes con destino definitivo.
Hay que añadir que la supresión tan temprana de plazas en la escuela pública y la re-ubicación de las familias en la escuela privada-concertada (algunas de ellas sólo habían puesto en sus peticiones de centros públicos) está funcionando como un mecanismo de promoción de la escuela concertada, la cual para formalizar la matrícula puede pedir entre 200 y 300 euros a pagar en uno o dos plazos. Este mecanismo llena los bolsillos y las aulas de la concertada. Así, por ejemplo, unidades en centros concertados con sólo 9 matrículas propias, han sido rellenadas con 22 alumnos provenientes de un centro público: el CEIP Reina Fabiola. La Delegación está funcionando como una empresa de “relaciones públicas” de la escuela religiosa, privada-concertada. Sólo así, se explica la insoportable proporción de 24 unidades para la concertada y 13 para la pública en 1º de la ESO en la zona centro de Granada.
La gravedad del asunto estriba en los primeros cursos de las distintas etapas, ya que cuando el alumnado las comienza en un centro, no sólo se consolida esa unidad en ese curso, sino que finalmente acaba consolidándose la línea en todos los cursos, ya que quien hace en un centro, 1º de la ESO, por ejemplo, después quiere seguir en 2º, en 3º y en 4º. A esta lógica hay que añadir otra: y es que muchas familias re-ubicadas en la concertada (siendo la pública su destino preferente), acaban matriculando allí a sus hijos e hijas porque no están dispuestas a pasar  el verano con la incertidumbre del centro de destino, haciendo de la guerra de desgaste a las familias un nuevo mecanismo de relleno de las aulas de la privada-concertada.
Por eso denunciamos esta estrategia de la Delegación de Educación, Cultura y Deporte. Por eso decimos que la Junta de Andalucía favorece la privatización de un derecho básico: la educación. Por eso nos oponemos a la supresión de unidades en la escuela pública.”
Para entender un poco mejor, podéis también escuchar la entrevista realizada a Ariane, participante en la Plataforma:
20140714_193153 20140714_200003 20140714_191932 20140714_191432
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s