Las locuras de los capitalistas…

Los empresarios, por la boca de su prediente Juan Rosell, vuelven a la carga:

“Hay un millón de amas de casa apuntadas al paro tratar de cobrar algún subsidio”

Así explicaba este señor las abultadas cifras de paro con las que contamos en este momento en nuestro país. Quería mostrar que la situación no es tan dramática como las cifras de la EPA (la encuesta de población activa) señalan y para ello “responsabilizaba” a las amas y amos de casa por haberse apuntado en los últimos tiempos a las listas del paro para ver si pueden cobrar algún tipo de subsidio.

Nada en la explicación que da el capo de los empresarios españoles remite a la situación dramática que se vive en millones de hogares de las familias de clase trabajadora. Nada de su explicación remite al hecho de los salarios de miseria que están dando los empresarios a los trabajadores. Salarios que impiden que un hogar pueda mantenerse con un solo salario.

Porque la situación es tal que millones de trabajadores, empleados, son incapaces de sobrevivir con el salario que están cobrando por trabajar. Y esta situación, si con un salario no se puede sobrevivir en una casa, hace obligatorio que la otra parte de la pareja (sea un trabajadador o una trabajadora) se tenga (más allá de su propia voluntad o deseo) que lanzarse a concurrir al mercado laboral, a buscar un empleo.

Los datos sobre el porcentaje de trabajadores que laboran por un salario igual o menor al salario mínimo interprofesional pueden consultarse en el siguiente enlace:

http://www.radioactividadgranada.com/?p=1261

Para Rosell nada tiene que ver esto; Como tampoco nada tiene que ver con los salarios de miseria el debilitamiento de la negociación colectiva que las sucesivas reformas han ido facilitando, hasta llegar a la actual situación. Debilitamiento que se traduce en una menor capacidad de los trabajadores para luchar de forma colectiva y reinvindicar salarios más altos, para poner límites mayores a la explotación de los capitalistas y para en definitiva enfrentar las arremetidas de los “rosell” de turno.

Para estos “señores” lo único que nos sacara de la ruina es lo competencia despiada e individualista de unos trabajadores frente otros, lo que se traduce en una carrera sin freno para trabajar por salarios más bajos. Salarios que ya no permiten garantizar unas condiciones mínimas de vida, para pagar la vivienda, la luz, el agua, la alimentación y el resto de necesidades básicas (recordemos el salario mínimo está en 645,30 €).

Estos señores se están riendo de nosotros y continuarán haciéndolo mientras no les plantemos cara. A ello tenemos que ponernos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: